Me encanta.

Me encanta estar sola, me ayuda a reflexionar, pasar tiempo conmigo misma y escucharme. Me encanta estar en un pueblo diferente. Me encanta caminar por la calle y ser simplemente una chica con un perro paseando. Esto me encanta. Me encanta pasar desapercibida, tener la sensación que haga lo que haga nadie me criticará. Me encanta no conocer a la gente, que no existan los prejuicios, conocer desde cero sin saber que su padre es tal o es cual. Esto último me fascina. Me encanta la soledad, pero la soledad compartida con él y con los míos. Me encantó conocerle a él sin ningún pasado detrás, ni mío ni suyo. La vida sabía que para mí esto era lo mejor.

Me encanta dudar tanto de mi misma. Me encanta verme mal vestida y buscar algo mejor. No me encanta tanto el perfeccionismo pero me ayuda a superarme. Me gustaba verme “larguiducha”, de joven solo tenía piernas largas. Bueno ahora también. Me gusta vestir siempre igual, con mis vaqueros y zapato plano, porque sino me veo demasiado alta. Me encanta encargarme de muchas cosas de nuestro gran día, quien me conoce sabrá que le dediqué tiempo y esto hace todo algo menos artificial.

Me encantan las reuniones familiares, pero en casa. En mi zona de confort. Con los juegos de mesa, la guitarra y las voces de todos. Me fascinan las conversaciones con mi amiga de toda la vida, los reencuentros con ella y sus audios de WhatsApp, sus largos audios de WhatsApp me hacen reír, es tan bonita. Su vida tan contraria a la mía, me fascina y me enseña. Me encanta escuchar… Más que hablar, de ahí mi debilidad por la soledad y el silencio. Escuchar me ha enseñado, observar me ha asombrado y decepcionado. Me encanta ser diferente para ti. Me encanta mi fobia social, me hace tan yo. Me encanta la gente sincera, no me gusta la gente que me intenta agradar porque sí.

Me encanta elegir mi propio vestido, aunque a ti no te guste. Y me encanta mis zapatos de color y poquito tacón que me hacen, otra vez, tan yo. Y el peinado que me ayude a sentirme bien conmigo misma dentro de un día tan contrariado a mi. Os recuerdo que me gustan las reuniones familiares, pero reuniones íntimas. Me encanta mi familia, la política y la que me ha tocado. Porque aprendo de cada uno de ellos. Si, la política también me fascina, he tenido mucha suerte. Soy una más y eso me tranquiliza. Me encanta hacer regalos y dedicarle tiempo. Un regalo que emocione a la persona, cada vez me cuesta más acertar, pero cuando acierto me fascina. Me encantan los regalos sentimentales, no tanto los materiales. Los sentimentales me hacen sentir especial, que esa persona pensó en mi y en mi forma de ser. Prefiero mil veces una carta escrita.

Me encantaría que me gustara leer. Y leer más de lo que leo me ayudaría, pero no lo consigo del todo. Me encanta el arte, pero el arte terrenal. Me encantan sus dibujos y los de la chica que comienza a abrirse camino. Me encantan los comienzos pero no los finales. Me encanta acordarme de él en estos días y me encanta poder llevarte entre mis flores. Me encantaba su “¡Eres la más guapa del barrio!”, bueno, me sigue encantando porque me lo sigo creyendo. Gracias a él.

Me encanta él, con sus defectos. Me encanta que dependa tanto de mi y a la vez me proteja. Me encanto a mi misma cuando estoy con él. No me encantan tanto algunas cosas de mi pasado, pero me encanta que me hayan hecho lo que soy hoy. He descubierto que me gusta viajar, y hace poco me enteré que eso le tranquilizó a él. No me gustan vacaciones de estar tumbado al sol, me encanta descubrir, viajar sin prejuicios a otro país, observar y escuchar. Comida diferente que a veces me guste y otras veces me deje hambrienta. Hacerme entender y pedirle a él con un gesto de SOS que lo diga por mi. Esto me encanta.

Me encanta hablarle a mi dios, a mi religión. Me calma interiormente, no me juzga, solo escucha. Me encanta tener un calendario que solo uso para cambiar de mes, no me obsesiono con el tiempo y que día es hoy. Por cierto, ¿Qué día es hoy? No me gusta trasnochar, me encanta vivir el día y dormir mis ocho horas. Pero dormir nueve me aturde.

Porque ser tímida, callada, optimista, individual, antisocial, familiar, diferente, no es un problema.

El problema es no ser tú. 

Ama, ámate y siempre ama. Desde el amor, todo se puede.

Que tengas una feliz semana. Muchas gracias por leerme y de todo corazón deseo que disfrutes con cada lectura. Con esto declaro oficialmente inaugurado…. 

¡El fin de semana! 

OC_CIRCULAR_CMYK.jpg

Escrito por:Ana

2 respuestas a “Me encanto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s