¡¡Buenos días!

Acabo de darme cuenta que esta es la entrada número 72, vaya número feo. Hay números que para mí son feos de por si, no tiene sentido. Pero precisamente el número 3 que es de los más feos para mi, es el que me ha dado mejor suerte. La vida es así de caprichosa.

Reflexionando acerca de tantas entradas, tantos post que he escrito, la mayoría de mis propias experiencias, vivencias y los menos de decoración o algún truquiviri para Poner un Pegboard en tu vida. Las que más disfruto son las entradas que cuentan algo de mi y que casi por casualidad están contando parte de ti por algo que viviste en un momento determinado. Pero son las que más me cuestan. No se vosotros pero yo noto perfectamente cuando la entrada es fluida o cuesta leerla horrores. No se si es inspiración, es que realmente lo base en la experiencia o sea que el día amanezca soleado o no. En realidad creo que cuando es fluida sale de dentro y hay días que lo de dentro se cierra y no hay manera de acceder.

Tanto el blog como nuestra página web nos ha supuesto un esfuerzo constante, un no parar, una carrera en la que solo competimos nosotros, un tú contra tú. Y aprender a quererte, entendiendo que si no te quieres tú no lo podrán hacer el resto. Entendiendo que cada cosa que haces, consigues o trabajas, lo tienes que hacer tú. No va a venir nadie a regalarte nada. ¡No! Ni que vengan… Dejaría de tener el valor que tiene cada objetivo que conseguimos.

Como la vida misma, en todo lo relacionado con nuestro día tan bonito me he metido en unos líos… Líos de mucho trabajo, cosas que casi dependen de mi misma, o me creo yo que dependen de mi misma por mi alto ego de perfeccionista (que a veces dejaría a un lado. Otro día hablaremos más de ser perfeccionista). Miles de cosas que voy cargando en la mochila donde ha está nuestra tienda, nuestro blog, Koki y nuestro bonito hogar. Ahí compartiendo espacio. Y no puede ser, tiene que venir mi cuñada ❤  a decirme basta, no más, déjate ayudar. Y sobretodo, disfruta de tu día. Y oye, que lo voy a poner en práctica. Siempre en la medida de lo posible…

Lo que te quiero decir con esto es que hay cosas que te dejarás ayudar y deberás hacerlo pero otras muchas cosas o las haces tú o nadie vendrá a decirte: ¡Tranquila Nena! Ya lo hago yo. Y en el fondo, así todo es mucho más fácil porque ayuda a que no te entrometas en las historias de los demás. Cada persona tenemos un mundo de situaciones, problemas y circunstancias. Algunas vienen dadas por la vida y otras nos las buscamos nosotros solitos. Y al igual que la idea de quererte tú para que te puedan querer los demás. Muchas cosas tendrás que solucionarlas tú, porque quizás no venga nadie a ayudarte y si lo hace te animo a que lo recibas con gratitud. Pero no reproches que no te ayuden, solo reflexiona sobre ello y aprende, sin más.

“SI QUIERO LA LUNA, ME LA BAJO YO SOLITA”

 

Ama, ámate y siempre ama. Desde el amor, todo se puede.

Que tengas una feliz semana. Muchas gracias por leerme y de todo corazón deseo que disfrutes con cada lectura. Con esto declaro oficialmente inaugurado…. 

¡El fin de semana! 

OC_CIRCULAR_CMYK.jpg

Escrito por:Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s