Si tuviera que destacar un elemento imprescindible en una relación, sea de pareja, de amigos, hermanos o padre y madre, sería la práctica del diálogo.

Diálogo

“Plática entre dos o más personas, que alternativamente manifiestan sus ideas o afectos.”

 

Conversación típica:

-¿Qué te pasa?

-No, nada.

-¿Estás segura?

-Que no me pasa nada.

Y efectivamente, siempre pasaba algo. Dialogar. Hablar de tus sentimientos, tus emociones, lo que te dolió aquel día y aquello que te preocupa desde que te levantas hasta que te acuestas.

Debes intentar estar dispuesto a la conversación, crear un ambiente de confianza donde la otra persona se disponga a contarte sus preocupaciones y ESCUCHAR. Quien tienes enfrente tiene algo importante que contarte, escúchale. Presta atención, abre todos tus sentidos y entregaté a él.

Una pareja que habla y dialoga es una pareja fuerte, difícil de destruir. Que habla de lo que su hijo hizo ese día, de como los enfrentó a ambos. Habla de como se siente en pareja, de las debilidades, aquello que le preocupa y de lo que necesita despegarse.

No te dejes llevar por la rutina. Para un momento y observa tu alrededor, quizás tu pareja te está susurrando a gritos que le escuches y que habléis de sentimientos y emociones. Y no hablo de una conversación típica de cada día. ¿Qué tal el trabajo? ¿Qué tal tus compañeros? Etc. Aunque también importantes, las otras son las que nacen desde dentro.

Recuerda los ingredientes básicos de una buena conversación o diálogo:

RESPETO- ACTITUD DE ESCUCHAR- EMPATÍA

También y no menos importante la sinceridad. Comunicarte desde el corazón y el amor hacia la otra persona con un compromiso permanente de ser claro y consecuente con tus actos.

¡ATENCIÓN! Cuidado con el diálogo escrito. El que está en redes sociales, en WhatsApp. Esas cosas que dijiste de una manera y el otro entendió de otra muy diferente. A veces necesito decir a gritos ¡STOP! Parar esta vorágine de tecnología tan dolorosa. Trata los temas importantes cara a cara, frente a frente, leyendo sus ojos mientras te habla. Sabiendo si está triste, si llora, si duda al decírtelo, si siente fatiga al contártelo, si eso le produce alivio o simplemente le da miedo hablar sobre ello. Leer los gestos mientras hablas. Eso querido lector, no te lo da WhatsApp.

Ama, ámate y siempre ama. Desde el amor, todo se puede.

Que tengas una feliz semana. Muchas gracias por leerme y de todo corazón deseo que disfrutes con cada lectura. Con esto declaro oficialmente inaugurado…. 

¡El fin de semana! 

OC_CIRCULAR_CMYK.jpg

Escrito por:Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s