Esta semana ha sido bonita, ¿verdad? 🙂

 

Hace unos meses vi un video que te animo a ver y compartir. Lo dejo al final del post 🙂

¿Qué le dirías a tu yo del pasado?

Le diría que siguiera con esa inocencia tan pura y tan natural. De lo que, ahora no entiendo por qué, en su momento me arrepentía. Que siguiera siendo precavida y cauta. Le diría que se enfadara un poquito menos y disfrutara un poquito más. Le diría que valorara su timidez, es su esencia. Le diría que fuera paciente, que el amor verdadero llegaría. Y que sobretodo se marcara un objetivo, el objetivo: SER FELIZ.

Cada uno de nosotros tenemos un pasado. Momentos en los que tomamos unas decisiones u otras, siempre pensando que eran la mejor opción. Arrepentirse, ¿Por qué?

Durante estos 11 meses que llevo con el blog. Os soy completamente sincera cuando os digo que muchas semanas releo cada uno de mis post, porque yo misma aprendo de ellos.

El pasado nos ayuda a aprender. El pasado nos enseña.

El domingo despedimos el año, y como buenas personas nos toca hacer balance. Te recomiendo que te pares un segundo a reflexionar acerca de este año, y valores cada momento difícil que has pasado. Que te des gracias. Agradece a tu yo de este último año que has tomado esas decisiones.

Este último año para mi ha sido algo más difícil que otros años y ¿Sabes qué? Lo agradezco. Cada momento me ha hecho más fuerte, cada decisión me ha hecho más madura y cada ratito de reflexión conmigo misma me ha hecho ser más feliz.

Nuestras situaciones cambian, las mentalidades cambian casi día a día, porque nos basamos en nuestras propias experiencias, y te recomiendo que estés abierto al cambio. Que te adaptes a tu vida, a los días que van pasando y te van poniendo decisiones en el camino. A veces más o menos importantes, pero son decisiones al fin y al cabo.

Para este nuevo año te propongo que cuando te enfrentes a algún problema, recuerdes el año pasado. Como ahora te alegras y te agradeces cada paso que diste. Y que por tanto, al año siguiente te pasará igual con el que vamos a empezar. Toma las riendas de tu vida, porque es tu vida, la de nadie más. Y actúa siempre desde el corazón. Te aseguro que si haces las cosas desde el amor y la bondad al año siguiente no tendrás nada de lo que arrepentirte, sino de lo que APRENDER.

Para el año que viene pido seguir siendo esa niña de 14 años. Un poquito menos “preocupona”, pero igual de inocente. Pido dejarme llevar. Pido seguir escribiendo, y por lo tanto, seguir aprendiendo. Al 2018 le pido paciencia, PACIENCIA INFINITA. También le pido equivocarme, SÍ, equivocarme para de nuevo, aprender. Y por qué no, le pido problemas, pero problemas que me hagan más madura y más fuerte. Porque, querido lector… La vida no es de color de rosa 🙂 Le pido que él siga junto a mi, que sigamos luchando y dando pequeños pasos, de esos que nos hacen pisar fuerte y seguros.

Y tú, ¿Qué pides? Por pedir que no quede… 🙂

Ama, ámate y siempre ama. Desde el amor, todo se puede.

Que tengas una bonita semana. Muchas gracias por leerme y de todo corazón deseo que disfrutes con cada lectura. Con esto declaro oficialmente inaugurado…. ¡El fin de semana y el AÑO 2018! 

¡FELIZ AÑO NUEVO!

pegatinanavidad.jpg

 

Escrito por:Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s