¡Hola! ¿Qué tal esta semana? Bonita, ¿verdad? 🙂

Llevo unas semanas de mucho estrés. Interior. Sí, por fuera sigo siendo Ana, la tranquila y apacible. Pero dentro de mi tengo un hormigueo continuo, diario. Y mi cabeza va a estallar. He agotado todas las existencias de tila.

Tengo días de esos que me levanto con mi cara llena de granitos y marcas, producto de ese hormigueo interior diario. Pelo que no es pelo, es pelufo, que a pesar de mi afán por llevar mi larga melena suelta, siempre termina con una coleta bien alta. Mi abuelo siempre me decía que estaba más guapa con coleta, con todo el pelo para atrás, enseñando la cara, pero a mi me apetece mucho lucir mi larga melena.

Mis manos están con mil heridas, y es que me he vuelto un poco torpe. Me rasguño, me doy golpes con todo, porque voy pensando en mil cosas y no me concentro ni en andar.

Y todo por mi afán de ser prisillas, de querer solucionar todo en un segundo si fuera posible. De lanzar todas esas ideas que tenemos Fernando y yo para Original Custom, pero que a la vez freno porque nunca las veo perfectas. Tengo necesidad de no pensar en nada y tener todo atado y no me doy cuenta que eso es imposible. Que cuando solucione una cosa, ¡ya estaré pensando en otra!

Los ratitos de la siesta, no duermo. Los paso leyendo, buscando textos y escritos donde consolarme o encontrar una respuesta. Evadirme de lo que me hace daño y afirmarme que voy por buen camino y que solo tengo que seguir adelante.

Quitarme la idea de que tengo el poder de agradar a todo el mundo. Deberíamos asegurarnos de beneficiarnos a nosotros mismos, y hacernos sentirnos bien. El siguiente paso será estar bien con los demás, es automático.

Debemos quitarnos la idea de poner luz sobre todo el camino de nuestra vida. Vivimos preocupados por lo que pueda pasar mañana. Así que, vamos a ponernos un reto, una meta. Yo os acompañaré, es muy sencillo:

– Sólo por hoy seré feliz.

– Solo por hoy voy a reír más que ayer.

– Solo por hoy voy a amar y respetar a mis seres queridos.

– Sólo por hoy seré feliz.

– Sólo por hoy trataré de ajustarme a lo que es y no trataré de ajustar todo a mis propios deseos. Aceptaré mi familia, mi trabajo, mi suerte como son, y procuraré encajar en todo ello.

– Sólo por hoy cuidaré mi cuerpo. Lo ejercitaré, lo atenderé, lo alimentaré, no abusaré de él ni lo abandonaré.

Levantaté 5 minutos antes, date esas cremas en la cara que te hacen sentir tan bien ( Sí, también la del contorno de ojos que nunca usas). Cepilla tu pelo con delicadeza. Maquillaté, ¡o no! haz lo que te haga sentir cómodo. Y vive este día.

Muchísimas gracias por leerme. Os deseo un Feliz viernes. Con esto declaro oficialmente inaugurado… el FIN DE SEMANA ¡Hasta el próximo viernes!

cropped-oc_circular-e1485688413607.jpg

 

 

Escrito por:Ana

4 respuestas a “Sólo por hoy, voy a ser feliz.

    1. La verdad es que es una lección que aprendemos casi día a día. Es precioso alcanzar ese estado de disfrutar de cada pequeño detalle. Aunque no todo es siempre tan bonito, nos debería estar permitido caer de vez en cuando, ¡darnos un capricho! Gracias por leerme y comentar 😊

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s