¡Hola!

¿Qué tal esta semana? ¡Espero que genial! Y sino ve cambiando ya el chip que se acerca el fin de semana. Pero antes de inaugurarlo, aquí tienes un post muy interesante. Algo a lo que todos nos hemos enfrentado en muchas ocasiones en la vida.

¿Qué carrera debo estudiar? ¿Debo comprar esa casa? ¿Qué ropa me pongo hoy? ¿Me gusta este trabajo? ¿Quiero casarme?

Uy uy uy…. Quién no se ha hecho estas preguntas en algún momento de su vida. Y es que como seres humanos y dueños de nuestras vidas, nos vemos obligados a tomar casi diariamente decisiones cotidianas. Y de vez en cuando decisiones no tan cotidianas y que marcaran nuestras vidas de una manera u otra.

Cuando somos pequeños las decisiones más importantes es qué merendar hoy, o qué juego ocupará la tarde de hoy. Y así como de repente, la vida te da un portazo en la puerta, y normalmente, con 18 años te dice:

DEBES TOMAR LA DECISIÓN

Se supone que eres una persona madura, eficiente y que sabrás tomar la decisión más correcta. Y de repente te encuentras con una decisión que tomar, que tú en ese momento crees que será determinante para el resto de tu vida.

Cuando avanza nuestras vidas y nos encontramos con decisiones GRANDES, determinar si es un sí o es un no, a veces se convierte en una situación complicada.

 

¿Estás atormentado por una decisión importante que debes tomar?

Cuando tenemos que decidir algo, muchas veces entramos en un proceso de angustia, sobretodo si es una decisión importante que pueda suponer grandes cambios en tu vida personal o profesional.

Debes dejar de estar paralizado, porque mientras lo estás la vida sigue pasando e imagino que seguirás estando insatisfecho porque aún no has tomado esa decisión.

Así que, de nuevo desde mi mas humilde opinión y experiencia, aquí os traigo cuatro TIPS que siempre sigo para tomar la decisión correcta:

 

Sin título-2Tu decisión o cambio, ¿es un peligro de vida o muerte?

Esto es lo realmente importante, en la mayor parte de los casos, la respuesta a esta pregunta es un NO. Tu decisión te hace correr ningún peligro ni a ti y a los tuyos y esto es lo que debe centrarte a tomar tu decisión.

Sí, probablemente debas salir de tu zona de confort, cambiar tus rutinas, alejarte de los tuyos o cambiar tu forma de vida. Pero nadie corre peligro, y esto debe tranquilizarte y ayudarte a tomar tu decisión de una forma más clara.

¿Sigues sin tener claro qué debes hacer? ¡Vamos al siguiente punto!

 

Sin título-2Cual de las dos opciones te dice tu interior que es un SÍ.

Siempre me he dejado llevar mucho por mi interior, una combinación de mente y corazón. Cuando he tenido que tomar una decisión me he parado un segundo y el primer pálpito ha sido al final el resultado de mi respuesta. ¡Y hasta ahora no me ha ido nada mal! 🙂

No te engañes más y se sincero contigo mismo. Estoy segura de que la primera vez que te planteaste el problema había una opción que te emocionaba de una forma especial, que te hacía recorrer un gusanillo el estómago. Aunque luego le encontraras miles de peros o desventajas, pero ese primer pálpito es la clave.

Es como sintieras que hay una de las dos opciones que es tuya, que va más contigo, ¿me explico? De repente, todos los contras siguen superando a ese pálpito, a ese SÍ bien grande que viste claro desde la primera vez.

Querido lector, si sentiste eso al plantearte la decisión, cierra los ojos y sigue adelante. Todo irá bien 🙂 Al fin y al cabo es lo que tu interior e intuición te está susurrando a gritos.

¿Aún estas perdido? ¿No has sentido ese pálpito? ¡Sigue leyendo!

 

Sin título-2¿Qué es para ti un SÍ?

Volvemos al inicio, si no sabes lo que quieres, será mucho más complicado tomar una decisión. Si el punto anterior te ha dejado igual de perdido, vamos a aclarar lo siguiente ¿Qué es un sí para ti?

Que es lo que necesitas para que una de las opciones fuera un sí. Piensa qué es un sí para ti. Al saberlo, conocerás tus prioridades ante esa decisión. Y verás más claro cual de las dos opciones te está ofreciendo eso que necesitas.

Es importante que seas realista. Que no te dejes guiar por cosas que no te lleven a tu solución. No necesitas que sea la solución perfecta, necesitas TU SOLUCIÓN.

Por fin has aprendido qué es lo que necesitas o quieres. Es muy fácil saber que es lo que no quieres, pero no lo que quieres. Ya sabes que no es un sí del todo, pero te sigue faltando algo o simplemente no estás seguro…. Entonces, ¡sigue leyendo!

 

Sin título-2Haz lo que esté más cerca del SÍ.

No tengas miedo a tomar una decisión que esté más cerca de tu Sí. Siempre podemos corregir el camino, mejor estar cerca que seguir estancado, especialmente si tienes claro que no es una decisión de vida o muerte. 🙂

 

Porque como ya sabes Cuando una puerta se cierra… ¡Se abre una ventana!

Os deseo un Feliz viernesY por supuesto, con esto declaro oficialmente inaugurado… el FIN DE SEMANA ¡Hasta el próximo viernes!

cropped-oc_circular-e1485688413607.jpg

Escrito por:Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s