¡Hola!

¿Qué tal esta semana? Yo la he vivido con mucho ánimo, porque en breve comienzan mis vacaciones!!! Ue ue ue ue! un hurra por las vacaciones de Ana! HURRA!! …Vale, ya lo dejo 🙂

Cuando comencé este blog no había una serie de temas concretos, o una línea de guión. Simplemente decidí dejarme llevar y que cada viernes fuera lo que tuviera que ser.

Hoy os traigo un tema algo delicado. Tengo solamente 25 años, y no soy la voz de la experiencia, pero si tengo una historia que contar, unas vivencias que de una manera u otra hace que yo, como Ana, afronte la vida de este modo.

Puedes compartir o no mi forma de enfrentarme a los problemas. Pero para eso estamos aquí, para que tú leas una experiencia más y decidas si la tuya es la correcta o te gustaría cambiar algo.

La felicidad no proviene de la ausencia de problemas sino 
de la capacidad para afrontarlos 
Steve Maraboli

 

Es inevitable que surjan complicaciones o problemas en el camino, pero si que puedes elegir de que manera te enfrentas a ello o en que grado permites que afecte a tu vida. A menudo cuando tienes que afrontar un problema, puede que siempre actúes de la misma forma, y no siempre será la forma más eficaz. El miedo hace que repitas siempre la misma solución aunque ello te lleve a caer en el error una y otra vez. Solo ves lo que te alcanza la vista, sin intentar ir más allá . ¿Conocéis la parábola de la farola?

“Un borracho está buscando con afán bajo un farol. Se acerca un policía y le pregunta qué ha perdido. El hombre responde: – Mi llave. 

Ahora son dos los que buscan. Al fin, el policía pregunta al hombre si está seguro de haber perdido la llave precisamente allí. Este responde: – No, aquí no, sino allí detrás, pero allí está demasiado oscuro.”  Del libro el arte de amargarse la vida de Paul Watzlawick.

Cada uno de nosotros dependemos del farol que tenemos en nuestra mente. Solo nos da las soluciones que pusimos en práctica en el pasado y que nos sirvieron de ayuda. Pero no significa que siempre sea la más válida.

Nuestro cerebro, cada vez que se enfrenta a un problema, busca en su archivo mental soluciones del pasado que nos fueron eficaces. Es mucho más fácil para nuestra mente buscar en experiencias ya vividas que enfrentarse a una nueva, y que esto le pueda causar incertidumbre.

Pero, querido amigo mío, la llave no está siempre en la luz que nos da nuestro farol. Muchas veces, muchísimas veces debemos mirar más allá de lo que nos alcanza la vista. Arriesgar y buscar una nueva solución para ese nuevo problema.

Quizás en este momento estés agobiado por algún problema personal, laboral, familiar, etc. Encontrar la solución puede ser muy difícil si no eres capaz de ordenar tus ideas, cambiar de actitud o decidir hacer todo lo que esté en tu mano para solucionarlo.

¿Mi truco? Seguir tres pasos, que muy humildemente voy a compartir contigo 🙂

Cambia tu enfoque

No te enfoques en todo lo malo que estás viviendo en este momento. Si solo ves  los aspectos negativos, estos irán creciendo de una forma casi incontrolable y conseguirán que cada vez sea más difícil salir de ese problema. No serás capaz de ver más allá.

Deja de mirar el problema, que seguro que tiene un aspecto muy feo,  y mantén tu atención en cómo solucionar el problema, seguro que encontrarás el camino para conseguirlo.

 

Mantén una actitud positiva.

Se que esto es el mismo argumento de siempre, pero una actitud positiva es la base de todas las bases, el fundamento de los fundamentos, ¡la chispa de la vida!

Con una actitud positiva ante el problema, verás como se va desvaneciendo todo, si tú dices que estás muy mal te aseguro que vas a estar fatal!. Pero si tú dices que todo saldrá perfecto, será así, porque tu mente se abrirá, tus ojos verán más allá y visualizarás las soluciones. No te puedes imaginar cuánto depende de esto que consigas resolver ese problema.

Es mucho más fácil apagarte y decir que esto no tiene solución. No seas vago y levanta la cabeza, mira al horizonte y fíjate en las cosas buenas y positivas que te traerá la solución ante ese problema.

 

Visualiza el problema como una oportunidad.

Los problemas de la vida son una oportunidad para crecer como persona, eso es así. Crecemos a base de experiencias, de caídas, de vivencias. ¿Ves? ya tienes un aspecto positivo de tu problema, no volver a caer en ello.

Tienes que ser consciente de que todo tiene una solución, no debes darte por vencido, solo seguir buscando la solución, TU SOLUCIÓN.

Muchas veces pienso, bah! ¡Si no hubiera problemas la vida sería muy aburrida! Así que hay que tener obstáculos, utilizarlos siempre a nuestro favor y que esto nos haga mejores cada día.

Demuestra a tu problema que eres mucho más grande, inteligente, fuerte y ya que estamos, mucho más guapo que él! 🙂 Tienes una inmensa capacidad para solucionarlo y no te dejarás vencer.

¡PORQUE TÚ, LO PUEDES TODO!

 

Os deseo un Feliz viernes. Y por supuesto, con esto declaro oficialmente inaugurado… el FIN DE SEMANA ¡Hasta el próximo viernes!

cropped-oc_circular-e1485688413607.jpg

 

Escrito por:Ana

One response to “Afronta tus problemas. ¡Tú puedes con todo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s